Páginas vistas en total

sábado, 19 de marzo de 2011

Sin más manta y capote

27 de septiembre de 1938. A las 10.30 salimos para Logroño y en el trayecto veo por primera vez el célebre Ebro, ya que a una distancia de más kilómetros marcha el tren por la ribera de éste. Después de pasar por La Rioja y otros puntos llegamos a Logroño a las 8 de la noche, en cuya estación había una expedición de unos 800 hombres del segundo trimestre del 41, todos de la parte de Castilla. Al hacer la entrada la expedición nuestra todas las chicas corrían hacia nosotros diciendo que éramos muy graciosos.
La antigua estación de Logroño, recientement derruída.

 A las 10.30 salimos para Tudela de Navarra, a la que llegamos a las 3 de la mañana y estaba todo a oscuras medio tomado contra la aviación. Aquí descendimos del tren y nos condujeron a una escuela desalojada, dándonos para cama un poco de paja sin más manta y capote.

No hay comentarios:

Publicar un comentario