Páginas vistas en total

jueves, 17 de marzo de 2011

Y quedaron tan agradecidas

27 de septiembre de 1938. A las 6 de la mañana entramos en Salamanca, la cual que había una animación muy grande al saber que toda la expedición eran andaluces. Seguidamente, salimos en dirección a Burgos, que llegamos a las 9.30. En él había unas chicas muy simpáticas tomando conversación con algunas de ellas que nos preguntaron de dónde éramos, y al saber que éramos andaluces respondieron que le simpatizaban mucho, pero que eran muy fuleros. Enseguida nos despedimos de ellas dándonos la mano y quedaron tan agradecidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario