Páginas vistas en total

jueves, 22 de noviembre de 2012

Momentos duros y penosos

1 y 2 de noviembre de 1938. Siguen los avances con sus momentos duros y penosos pero sin novedad.

3 de noviembre de 1938. Volvemos a operar ocupando varias lomas.

4 de noviembre de 1938. Avanza la 3ª Agrupación ocupando varias lomas, sufriendo varias veces el fuego de la aviación roja.

5 de noviembre de 1938. Pasado en posición con mucha tranquilidad (comparando los días anteriores).

6 de noviembre de 1938. Es relevada la División y nos llevan a una vaguada donde me encontré con dos paisanos, los cuales son Fernando Ariza y Antonio Serrano.

7 y 8 de noviembre de 1938. Los tomamos de descanso.

9 y 10 de noviembre de 1938. Volvemos a entrar en posición.

11 de noviembre de 1938. Seguimos el avance, que hasta mediodía fue sin resistencia, habiéndola durante la tarde y cayendo herido el segundo probador de mi máquina, llamado Adilo.

12 de noviembre de 1938. Avanzamos por la carretera de Fatarella en un trayecto de varios kilómetros.

martes, 20 de noviembre de 2012

Herido de muerte

26 de octubre de 1938. Nos releva el 6º Batallón y pasamos una vaguada.

27 de octubre de 1938. Algunos cañonazos sin novedad.

28 de octubre de 1938. No hay novedad de importancia.

29 de octubre de 1938. Nos castigan los rojos con fuerte fuego de artillería.

30 de octubre de 1938. Empiezan las operaciones subiendo a la sierra del Caballo (sierra de Cavalls) y, después de muy malos ratos, entramos en posición. Hoy han sido heridos dos amigos y paisanos que tenía en el 9º Batallón y que son Francisco Guerrero y Gregorio.

31 de octubre de 1938. Al rayar el día cae herido de muerte el teniente Juan de mi Compañía, siguiendo después el avance, que fue el más duro que he visto ya que fue preciso, por el agotamiento de las granadas de mano, entrar a bayoneta. Y con esta memoria finaliza el mes de octubre.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Una cosa extraordinaria

15 de octubre de 1938. A las 10 de la noche salimos en camiones para el pueblo de Gandesa y Corbera, donde bajamos de los camiones por el peligro, ya que el frente estaba muy cerca, pues estos pueblos estaban destruidos por los efectos de la guerra.
De aquí salimos derechos a las trincheras y cuando íbamos por una vaguada empezó un ataque que nos hizo temblar, ya que era una cosa extraordinaria, pues todo eran bombas de mano.
Llegamos después a donde estaba la plana del batallón y allí nos distribuyeron por compañías, tocándome a mí para ametralladoras y con las mismas salimos para la trinchera, llegando a ella a las 2 de la mañana.

16 de octubre de 1938. Esta noche se ha recibido un ataque.


17 y 18 de octubre de 1938. No falla el ataque diario.


19 de octubre de 1938. Hoy en vez de uno han sido dos.


20, 21 y 22 de octubre de 1938. Sin novedad.


23 de octubre de 1938. Ataque rojo a las 10 de la noche, rechazado, siguiendo la noche sin novedad.


24 de octubre de 1938. Grandes tormentas y fuertes lluvias llenan las trincheras de agua, atacándonos los rojos durante la oscuridad de la noche.


25 de octubre de 1938. Sin novedad.



                                        Corbera de Ebro, pueblo destruido durante la guerra.

viernes, 25 de marzo de 2011

Empieza el rugir de los cañones

29 de septiembre de 1938. Hoy nos han tomado la afiliación y en seguida hemos salido a ver el pueblo, que me pareció muy bonito y grande y por él pasa el río Ebro.

Del 30 de septiembre al 1 de octubre de 1938. Se pasan con instrucción que más bien que instrucción es pasatiempo.

12 de octubre de 1938. A las 12 de la noche volvimos a coger el tren que poco después salía para Zaragoza abandonando Tudela, que aunque nos hemos ganado el afecto de todo el pueblo, por otro sitio nos ha sido muy malo ya que solo nos daban para comer un plato malo y escaso. A esto hay que descontar la abundancia del buen pan que nos daban. La dejamos a la 1 de la madrugada y en el trayecto pasamos una noche muy mala ya que estuvo el tren parado en una estación toda la noche ya que había un descarrilamiento.

La llegada a Zaragoza se hizo a la 1 de la tarde, donde nos dieron rancho frío, y seguimos el viaje pasando por un terreno tan brusco que asomando la cabeza no se veía el cielo. En este viaje empezamos a ver trincheras, alambradas, tanques inutilizados y pueblos totalmente destruidos y después de otra mala noche por el sueño, el frío y la incomodidad llegamos a las 7 de la mañana al pueblo de Bot, provincia de Tarragona, en el que había una compañía de ametralladoras que me llamó la atención al verles dormir en el suelo con una rociada tan tremenda como había caído durante la noche, pues en este pueblo empieza ya el rugir de los cañones, el movimiento de aviones y la intranquilidad de la vanguardia.
Por la tarde nos distribuyeron a batallones, tocándome a mi el primero de Zaragoza. Después de hecha la clasificación marchamos en camiones al pueblo de Batea, que llegamos a las 10 de la noche con un frío que no se resistía y esperando según nos dijeron a dormir al campo raso sin tener una triste manta con la que abrigarnos, empezando yo lo que a mí tanto me extrañó de aquella compañía de ametralladoras. Pero aún no fue esta noche, ya que nos dieron un capote y nos distribuyeron por las casas para dormir tocándome a mi la representación de ametralladoras.

sábado, 19 de marzo de 2011

Lo que dice la historia (27/09/1938)

27 de septiembre
Nueva ofensiva de las tropas franquistas en el frente del Ebro con artilleria, aviación y carros de combate en un intento desesperado por romper el frente. La 42 División repubicana resiste a pesar de las enormes bajas.

Sin más manta y capote

27 de septiembre de 1938. A las 10.30 salimos para Logroño y en el trayecto veo por primera vez el célebre Ebro, ya que a una distancia de más kilómetros marcha el tren por la ribera de éste. Después de pasar por La Rioja y otros puntos llegamos a Logroño a las 8 de la noche, en cuya estación había una expedición de unos 800 hombres del segundo trimestre del 41, todos de la parte de Castilla. Al hacer la entrada la expedición nuestra todas las chicas corrían hacia nosotros diciendo que éramos muy graciosos.
La antigua estación de Logroño, recientement derruída.

 A las 10.30 salimos para Tudela de Navarra, a la que llegamos a las 3 de la mañana y estaba todo a oscuras medio tomado contra la aviación. Aquí descendimos del tren y nos condujeron a una escuela desalojada, dándonos para cama un poco de paja sin más manta y capote.

jueves, 17 de marzo de 2011

Y quedaron tan agradecidas

27 de septiembre de 1938. A las 6 de la mañana entramos en Salamanca, la cual que había una animación muy grande al saber que toda la expedición eran andaluces. Seguidamente, salimos en dirección a Burgos, que llegamos a las 9.30. En él había unas chicas muy simpáticas tomando conversación con algunas de ellas que nos preguntaron de dónde éramos, y al saber que éramos andaluces respondieron que le simpatizaban mucho, pero que eran muy fuleros. Enseguida nos despedimos de ellas dándonos la mano y quedaron tan agradecidas.